Existe una dermatosis propia del dálmata es el llamado síndrome "Dallyrash" en el Reino Unido o "Dalmatian Bronzing Sídrome" en Estados Unidos.

1.jpgSe manifiesta con la aparición de pequeños ampollas urticantes del tamaño de un guisante en la parte superior de la cabeza, debajo del cuello, en la espalda y en los lados, dependiendo de la severidad del ataque. Al principio el perro nota la picazó y se cae el pelo, algunos días después, empieza a cambiar el color del pelo de esas zonas y se calma la picazón. Luego el color del pelo de la parte afectada cambia a un color rojizo que se ve claramente cuando lo miras a contrapelo por detrás. Las ampollas urticantes son el resultado de una reacción alérgica que se produce cuando las bacterias que siempre están en la capa consiguen invadir los folículos del pelo y provocan la supuración, la decoloración y el daño en esas zonas. El remedio más fçacil es, en pocas palabras, tratar la zona con un antibiótico temporal cutáneo y eliminar las causas de la alergia.

Bueno, pero ¿por qué los Dálmatas en particular tienen este problema? En primer lugar, este síndrome no aparece generalmente hasta que el perro se está acercando a la adolescencia, y en segundo lugar los perros que se someten a una dieta con bajo nivel de purinas para prevenir la formación de cálculos, mantienen la capa en buenas condiciones. A la luz de estos dos puntos, se cree que las causas podrían ser:

1. Alergia. Una gran mayoría de Dálmatas que presentan este síntoma son alérgicos. Las reacciones alérgicas pueden ser: por inhalación, como en el caso del polen; por inyección, como la saliva de las pulgas; por contacto, como las hierbas y por ingestión, como las alergias a los alimentos.

2. Estés. Los estreses fisiolicos se producen por un viaje, el entusiasmo, cambios en la vida cotidiana y del alimento de la dieta. El estrés se relaciona biológicamente con el aumento de las hormonas esteroides. Y, el aumento de las hormonas esteroides activa el incremento de las bacterias que están pegadas a la piel.

3. Humedad y calor. Los veterinarios dermatólogos consideran que los cambios de humedad y temperatura también pueden ser factores significativos en el inicio de este síntoma. Estos cambios podrían relacionarse con los ambientes o estado de la piel siguientes:

  • Diferencias climáticas entre el hogar y el sitio de la exposición.
  • Sequedad de la piel.
  • Obstrucción de los poros de la piel causada por productos especiales de cuidado del pelaje.

4. Cuando un perro tiene cálculos en la uretra por la enfermedad de la hiperuricosuria.

Aspectos que los propietarios deben conocer

El propietario que tiene un Dálmata con este síntoma, podría aliviar el problema con algunos conocimientos y un poco má de atención. Primero, deben reconocer los puntos siguientes;

  1. Tengo un perro que es un poco de alérgico.
  2. Los champús excesivos eliminan los aceites protectores naturales de la piel y de la capa.
  3. Los viajes producen cambios en el ambiente y aumentan la posibilidad de entrar en contacto con alergénicos desconocidos y pulgas.
  4. Los cambios en la vida cotidiana producen estrés fisiológico y aumenta la posibilidad de que en consecuencia disminuya la inmunidad.
  5. Los cambios en la alimentación pueden afectar a perros que tengan alergias alimentarias.


El tratamiento

Últimamente los veterinarios dermatólogos está prescribiendo suplementos de ácidos grasos para los perros que tienen alergia. Los ásidos grasos actúan para ajustar la inmunidad y la antiinflamación, y son especialmente importantes para ayudar al cuerpo a mantener la integridad de la piel como barrera contra la infección. Otros efectos secundarios beneficiosos, son el de activar el crecimiento y dar lustre al pelo. Para conseguir estos suplementos deben combinarse con verduras y aceites de pescado.

Con respecto a los ásidos grasos, se ha divulgado últimamente un informe que indica que bloquean la reacción a los alergénicos por su efecto combinado con los antihistamínicos. En varios estudios, se indica que los perros que reciben suplementos de ásidos grasos y antihistamínicos reducen en varios grados el picor y sufren menos infecciones secundarias en la piel. Además, los perros que reciben continuamente antihistamínicos responden mejor que otros perros que tratan solamente cuando se rascan por picor.

Se debe seguir un tratamiento para los cálculos de uretra, se deben introducir alimentos ligeros, no dar carne para evitar las proteínas complejas, dar alimentos a base de arroz y verduras con menos purinas. Dar suplementos con las vitaminas y minerales que suelen faltar en los alimentos sin carne. El perro necesita tomar más de 1,5 L de agua al día y hacer suficiente ejercicio para provocar la micción. Siguiendo durante algunas semanas la dieta con arroz y verduras, se podría esperar la mejoría en la caída del y el crecimiento de pelo nuevo. Lamentablemente el tratamiento tarda un poco y los perros para la exposición estarán afectados.


Medios concretos de precaución

  1. La prevención de las pulgas. Se dan casos de fuertes alergias causadas por la saliva de las pulgas.
  2. Utilice champú hipoalérgico, alternándolo con champúantibacterianos en caso de necesidad. No bañe su perro con demasiada frecuencia para mantener la grasa natural de la piel.
  3. Evite los alimentos que provocan las reacciones alérgicas.


Otro medio de precaución

Los veterinarios dermatólogos estñan convencidos de que las alergias a las pulgas y las alergias por inhalación son hereditarias. La mejor medicina preventiva es, evidentemente, impedir que los perros afectados crén. Por otra parte está el problema de las alergias alimentarias que tambié son hereditarias. Los criadores de Dálmatas deberían planear la cría con mucha prudencia.


Dally Rash

Sra. Phil Parker

La primera pregunta es ¿Cómo alimentas tu dálmata?
La segunda pregunta es: ¿A qué momento del día le das su comida

Muchas personas les damos su primera comida a primera hora de la mañana, después de nuestro desayuno, y la última, por la tarde, más bien antes de cenar.

Dales la comida muy temprano es la causa del problema, y que a nuestros dálmatas deberíamos permitirles que accedieran a espacios naturales donde hay hierbas, césped, etc., para poder comérselas y así deshacerse, antes de tomar su comida, de todas las toxinas y ásido bícico que se acumular en el cuerpo.

Los dálmatas, después del descanso nocturno, deben ir a pasear al campo y comer toda clase de hierbajos naturales que su cuerpo ya conoce y no deberían tomar su comida preparada hasta después de al menos dos horas.

Su segundo ágape ya lo pueden tomar, como suele ser habitual, entre la tarde y la noche.

También hay que evitar el exceso de proteína, pues es otro origen de problemas en la piel y, consecuentemente, en el pelo.

Tampoco hay que baár demasiado nuestros dálmatas. Sería mejor un buen paseo bajo la lluvia suave y después un buen secado con toallas ásperas.

Como el problema tiene su origen dentro del cuerpo, debe lucharse contra el problema desde dentro del cuerpo.

Poner ungüentos, líquidos, aromas, etc., sobre la piel y el pelo no arregla el problema, con mucha suerte, lo enmascara.

Una dieta vegetal con un poco de aceite de oliva ayudará a solucionar el problema.