10º perros. Primeros vacaciones


Cuando entramos en septiembre empieza a cambiar el tiempo. La verdad es que cuando llega septiembre, en el cielo que estaba perfectamente claro, empiezan a salir las nubes y a caer gotitas. Si el tiempo es bueno, aún hace calor como en verano, pero cada vez llueve más y se nota el aire fresco. En octubre ya estamos en pleno otoño.
10bannzai.jpgDespués de volver de Japón hemos visitado a los Bellés con regalos, y Vicenç nos ha invitado a dos concursos. Me ha dicho que aunque son concursos pequeños, son útiles para habituarse. Desde hace tiempo se nota que Cinia ha crecido y por su carácter también parece mayor que Bell. Las dos hermanas juegan en el jardín, pero Cinia puede jugar con la mamá cuando quiere, ya que sabe como jugar y cuando acabar para descansar. Bell sigue queriendo jugar todo el rato, como una niña. Cinia vive bajo las órdenes de los mayores, es natural puesto que ya tiene un ambiente maduro. Su línea de barriga también se parece a la de los adultos, mientras que Bell aún está un poco gordita como un cachorro. No parece que Bell pueda ganar. Pero los Bellés nos han explicado que Cinia ha tenido que ser operada este verano. Durante un par de días no tenía ganas de comer y de repente hizo caca con sangre: era una oclusión intestinal. Ahora tiene la barriga limpia, no se le nota nada si no se busca.
“Cuando le abrieron la barriga, estaba llena de porquerías, como piñas y ramas. Esas cosas le han provocado la obstrucción. ¡Qué horror, pero qué es lo que comen!”
“Bell también come muchas piñas.”
“La piñas no son malas, si no come demasiadas. Pero comer hasta llenarse la barriga es demasiado.”
“Y, Cinia ha crecido demasiado.”
“¿Cómo?"
“Ya ha pasado el tamaño del Estándar de hembra. Y las patas de detrás son más largas que las de delante. ¿Ves?”
“¿Ah, sí?”

Observamos a Cinia, pero no entendemos bien lo de la longitud de las patas, ummmm. Pensábamos que Cinia era grande, pero ¿qué es el tamaño de hembra?
“Tiene la espalda encorvada. Bueno, podemos disimular un poco con la técnica de la presentación, pero es difícil.” Difícil, se refiere a poder ser la campeona.
“A decir verdad, Manel y yo queríamos quedarnos con Bell. Pero Vicenç quería una hembra blanquita y grande...”
“Y, ya os habíamos dicho que Bell era para vosotros, no podíamos cambiar la decisión.”
“Vicenç tiene derecho a elegir...”
“Pues, Vicenç se ha equivocado. Bell está bien equilibrada. El balance de las patas delanteras y las de detras es correcto, por eso la espalda está recta, ¿ves? No existe el perro absolutamente perfecto. Todos los perros tienen algo que no es perfecto. En cuestión de manchas también parece que es mejor que no sean muy pequeñitas. Pero lo más importante es el equilibrio.”
“Bell es muy guapa. Bueno, te había dicho que te daríamos la más guapa, y así ha sido, ¿no?” Salut me ha dado un besito.

monistrol.jpgPara nosotros, Cinia es muy guapa, hay dálmatas inferiores a ella que salen en las exposiciones, pero ellos, que llevan una alta marca “Llibra Casanova”, no se permiten presentarla por orgullo, ya que saben que está fuera del Estándar. Esta confidencia ha sido un golpe para nosotros. Además ellos han añadido:.
“Vosotros la habéis criado muy bien, de verdad. Buena comida y buen ejercicio. Nada más, pero es muy difícil seguir cada día.”
"Pero nosotros hemos hecho sólo lo que nos habíais dicho.”
“No hay mucha gente que pueda hacerlo con tanta constancia. Estamos muy contentos, Bell ha encontrado una buena familia ¡De verdad!”
“Bueno, a ver..., ¿querréis criar los cachorros de Bell? Por supuesto que será más adelante. Pero, ¿querréis?” Me ha preguntado Manel. ¿Los cachorros de Bell?
“Esto es más para el futuro. Primero tenéis que hacer que sea campeona.” Dijo Vicenç. ¿Campeona?
“Bell tiene buen talento para ser campeona.”
“Quedarse los cachorros o no, es aparte, pero para el cuerpo lo mejor es criar como mínimo una vez. Pero, sólo dos o tres veces máximo, más veces no, porque se estropea el cuerpo.”
“Sí..., sí podemos, ¿no?” He mirado las caras de Yuichi y Futaro. Sólo con hablar de los cachorros de Bell, ya me estoy entusiasmando. Nunca habíamos pensado en los cachorros de Bell hasta ahora...
“Quiero quedarme una hembra.”
“Sí, sí, una hembra es lo mejor. Así, que quieres criar, ¡bien! Pues, lo mejor es tener vuestro afijo.”
“¿Afijo?”
“Sí. Si no tienes Afijo propio, los cachorros no llevan el nombre de la casa, como Llibra Casanova. Bien, bien, quieres criar, muy bien.” Parece que Manel está muy contento.
“Crúzala con un macho de Inglaterra, ¿no?”
“¡No, Salut! ¿Inglaterra? Para entrar en Inglaterra necesita un certificado de los análisis de sangre de los últimos 6 meses. Además no sirve un veterinario de ciudad, debe ser un veterinario oficial. Es muy complicado.” Dijo Vicenç.
“Pero ahora, con el microchip, ya no hace falta mantener la cuarentena, ¿no?”
“Sí, ahora no hace falta quedarse los seis meses en cuarentena, es verdad. Pero, necesita el certificado de los análisis de sangre. Para comprar perros allí no hay ningún problema, pero Inglaterra no permite la entrada de otras líneas de sangre de fuera. Por eso, Inglaterra puede conservar buenas razas, no es como EEUU.”

Hummm... ¿El Afijo? Crear una línea propia, parece que es un sueño. Tener una nueva línea que empiece con Bell, ¡qué ilusión! Bueno, generalmente cuando tengo ilusión por algo ya no quiero echarme atrás, quiero llevarla adelante como una gran ilusión para conseguirla algún día. Pues, tener el afijo propio es lo que ya he decidido.
Como siempre, los Bellés han preparado todo para la inscripción en los dos concursos, sólo iremos según ellos nos indiquen. Prefiero animar para hacer un picnic. Pero, ¿otra vez la presento yo?

igualada.jpgEl 19 de septiembre en Monistrol, un pequeño pueblo que está a los pies de la montaña de Montserrat. Puesto que ya sabemos dónde está el campo de futbol, nos encontramos directamente allí mismo. Está lloviendo desde ayer y hoy también sigue lloviendo finito como hilos de seda. El sistema del concurso de hoy es como el del concurso nacional: no se puede ganar el CAC, pero se puede ganar un punto para llegar a ser la Campeona de Catalunya. Hay tres clasificaciones: el Concurso en el que sólo se pueden ganar los puntos para ser Campeón de provincia, la Exposición Nacional donde se puede ganar el CAC, es decir, el punto de Campeón de España, la Exposición Internacional que permite ganar el CACIB, o sea, el punto de Campeón Internacional.
Hoy es el concurso y, con la lluvia, parece que varios participantes no han venido. Especialmente las razas de pelo largo no pueden presentarse con este tiempo, porque enseguida se ensucian de barro. Todo el tiempo hay que estar peinando y peinando el perro para que en un sólo segundo se estropee todo el trabajo. Casi todos los perros están esperando en los coches. Ahora otra vez empieza a llover más fuerte, y nosotros también nos escondemos debajo de un alero muy pequeñito. Pero, nos sentimos divertidos como si fuera una fiesta

Bueno, desde hoy Cinia y Bell ya no están en la clase de cachorros, están en la clase de los jóvenes. Esta vez volvemos a tener una confrontación entre hemanas. Salut presenta a Cinia, y hoy Vicenç presenta a Bell, ¡es también un enfrentamiento entre cuñados! Desde ahora, Vicenç siempre presenta a Bell. Gracias a Dios que ha parado de llover un momento, y Bell ha ganado su primer triunfo entre el barro. ¡La cara de Futaro estaba tan contenta! Ya sabemos que no debemos alegrarnos sin rodeos, pero no podemos dismular nuestra alegría. Salut también nos ha felicitado. Bell se ha quedado para el final del grupo. Jo, por supuesto, ha ganado el Mejor de Raza. Él también se ha quedado para el final del Grupo.
El final de los Grupos enpieza después de seleccionar todas las razas, por lo que aprovechamos para comer el picnic. Otra vez empieza llover, así que metemos a Cinia, a Jo y a Bell en el coche de los Bellés. Su coche es de 5 puertas, y caben bien los tres perros. Las personas nos metemos en nuestro coche. Ponemos la calefacción para calentarnos, abrimos el picnic y el vino. A ellos les gusta la comida de picnic japonés. En la parte de delante están sentados Vicenç y Yuichi, y detrás estamos Manel, Salut con Raïm, Futaro y yo, en total siete personas charlando, comiendo y bebiendo como en la fiesta del pueblecito.
Por causa de la lluvia no se ve nada de Montserrat. En la final de jóvenes de la tarde, Bell ha quedado entre los tres últimos, y mucha gente decía que la Dálmata ganaría, que era muy guapa, tal y tal..., pero no ganó. Bueno, ¡fue un día en el que disfrutamos mucho!

El siguiente domingo se celebraba otro concurso en Igualada. La distancia desde mi casa es de una horita. El concurso también se celebra en el exterior. Esta vez el tiempo es bueno, pero tal vez demasiado bueno. Habíamos preparado la mesa y las sillas de camping, pero no llevamos el parasol por lo que sufrimos mucho por el fuerte sol. A Bell no le gusta el calor. Se escondía debajo de la mesa y escarbaba la tierra para buscar una zona fresca. Yo también me mareaba por el calor.
Vicenç intentaba sacar a Bell de la sombra para hacer ejercicio, pero ella sólo deseaba esconderse en la sombra, por lo que tiraba con fuerza para volver a descansar. Al contrario, Cinia estaba muy tranquila como siempre. Además Bell había hecho pipi en el Ring, ¡vaya señorita! Por supuesto que Cinia ganó el concurso. Menos mal que Bell recibió el título de "Muy Bueno". Y ese Concurso fue el último para Cinia, desde ese momento su vida transcurrirá tranquila como la de un perro de compañía.
Al lado del Ring de los Dálmatas, estaba el Ring de los Bullterrer. Últimamente esa raza tiene mala fama por el accidente en el que un Bullterrer mató al dueño. Parece que su cara es muy inocente, pero dicen que su carácter es muy agresivo, ahora hay un movimiento para regular la raza. Esta raza es la que se ha cruzado con los Dálmatas para conseguir el color blanco y moderar su carácter.
"Dicen que los reúnen en el Poble Nou para hacer peleas de perros."
"Este tipo de perro cuando muerde no suelta nunca la presa. Es muy difícil de despegarlo." Justamente estábamos hablando así, cuando de repente se oyó el grito de una chica joven. Todo el mundo se alborotó. ¡Qué horror! Un Bullterrer había mordido el hocico del otro, y parecía que casi lo había cortado con los dientes. La chica que estaba gritando y llorando era la dueña de la víctima. Otro chico, el dueño del perro que estaba mordiendo intentaba despegarlo..., al final los despegó, pero con el hocico caído. ¡Qué miedo! No nos acercaremos jamás a un Bullterrer.
"En Inglaterra, si un perro se comporta mal, se le expulsa del campo inmediatamente. El perro que tiene carácter agresivo no tiene derecho a participar, así está indicado en el reglamento."
"Especialmente los Dálmatas son muy simpáticos."

La verdad es que se reúnen tantas razas en un mismo campo y han de estar tantas horas en un espacio desconocido que no me extraña que tengan estrés. Bell también está impaciente por el calor, quizás siente algo así como: ¿Por qué tengo que estar aquí? ¡Me gustaría dormir tranquilamente en mi cama!"
Pero, acompañar a Bell dos semanas seguidas es también un poco pesado para nosotros. Después de la exposición de Lleida, Yuichi dijo que ya nunca más iríamos, pero nos ha acompañado muy bien. Futaro y yo le agradecemos su buena voluntad. Creo que Yuichi siente un gran orgullo por Bell, porque después de pasar el verano solo con ella, tiene el orgullo del entrenador.

Bueno, últimamente los amigos de los perros también saben que Bell está participando en la exposición. Naturalmente Montse y Eva, con las que nos vemos cada día, pero también otros amigos, nos felicitan mucho. La reunión del campo de los perros está cada vez más animada. Varios dueños dicen que charlar un rato en la plaza es un placer. Las personas centrales son el Sr. Corretja, Montse y el Sr. Pera. A veces el propietario de Cuny, Sergio Corretja, viene con su novia, Mónica, pero Sergio viaja mucho como entrenador de Tenis junior, y normalmente es su padre, Luís, quien atiende a Cuny. Sólo una vez ha venido Alex Corretja.
"Ah, ¿Es Bell? Muy grande" ¡Es un chico muy simpático y atractivo! Ahora está quedando finalista en el torneo, todos los amigos de los perros están animados. Si gana el torneo, Luís ha prometido que nos invitará a una comida. Lamentablemente Alex no ha ganado, pero le hemos ofrecido una comida de consolación para invitar a Luis. Los organizadores son el Sr. Pere y el dueño de Buva.
Buva es una marcadora y una provocadora. Siempre lleva algo en su boca como un palo o tierra para provocar y molestar a otros perros. El mundo de los perros está formado por una relación de fuerza entre ellos, los perros tímidos o débiles están bajo los perros fuertes. Buva es grande y gorda, es labrador, por lo que otras perras le tienen miedo. Pero, Bell no. Bell también es grande y fuerte gracias a su ejercicio, y su carácter no es débil. Bell no quiere estar bajo Buva. Pero Buva tampoco. Bell quiere jugar con Luar o con Cuny, pero cuando viene Buva, las dos huyen inmediatamente por miedo. Y Buva siempre quiere molestar a Bell, le enseña el palo de la boca y apreta su cuerpo. Bell quiere marcharse a jugar con Cuny o Luar, pero Buva no la deja. Normalmente los dueños vigilan para evitar los problemas, pero los dueños de Buva no miran nada de nada y están charlando todo rato. Parece que a ellos no les importa como la gente siente y recibe a su perra. No queremos dejar que Bell se acerque a Buva y a sus dueños. Pero bueno, eso es otra cosa, y nos apuntamos a la comida de consolación.
El restaurante es una antigua masía. Primero nos reunimos en la plaza para ir todos juntos con los coches. Cuando nos sentamos en la mesa, a nuestro lado están los dueños de Tobi (Pastor Belga, macho), Manolo y Marisa, y otra pareja que nunca hemos visto en la plaza por la diferencia de horarios, Ferran y Mayte. También están Cristian y Laura de Stinky. En total nos reunimos unas 25 personas incluidos los niños. Curiosamente las personas que estábamos sentadas juntas ese día, seguimos teniendo buenas relaciones.

Hasta ese momento no nos conocíamos demasiado, pero al comer y beber en una misma mesa, empezamos a hablar de cosas personales. Por ejemplo, el dueño de Tobi, Manolo es el profesor de escultura y su esposa Marisa (ella nunca viene a la plaza, ese día fue la primera vez que la ví) también es profesora de historia de arte medieval; Ferran es economista y su esposa, Mayte, es maestra de bellas artes; Christian es un alemán que vive en Barcelona, etc. Ellos tampoco sabían que Yuichi era arquitecto licenciado en España y que estaba diseñando el jardín japonés de la Universidad Autónoma , etc. Fue una reunión interesante y fructuosa.

bell.jpgEn el mercado ya se nota que ha empezado la época de las setas de otoño, pero el otoño es también la época del celo de las perras. Los machos se divierten buscando las hembras que están en celo. A la plaza vienen muchos machos, Golfo (Hasky), Conan (Hasky), Tobi (Pastor Belga)..., son grandes y tienen un carácter fuerte, se gruñen entre ellos y dan vueltas girando cara con cara. Sus dueños controlan bien, para que no se peleen, pero todo el rato se oyen como gruñidos, y eso me pone un poco nerviosa. Bell es aun niña, y a los machos no les interesa para nada. Bell sigue jugando inocentemente al margen de todo.
Entre las hembras de la misma edad, Buva ha sido la primera en entrar en celo. Eso es muy propio de ella. Su cuerpo es..., hablando figuradamente, como una mujer que ya no tiene nada de cintura, me da impresión de una mujer dejada. No sé por qué, pero muchos Labradores están gordos, quizás por la falta de ejercicio. Parece que el olor de la hormona del celo es muy fuerte, y todos los machos, desde las razas pequeñas hasta las grandes se reúnen con ella. Cuando viene Buva, la plaza empieza a estar tumultuosa. Pero..., parece que sus dueños están muy divertidos con esta situación.
"¡Mira, Buva es como Marilyn Monroe! ¡Qué guapa!" La esposa está contenta. Hombre, si pasara la misma situación con su hija... Además, cuando un Terrier macho chiquitín, Luky, intenta montar a Buva,
"¡Oye, qué haces!" Gruñe la señora.
"¡Vaya! No entiendo por qué lleva a la hembra en celo. Sólo para provocar a los machos." El dueño de Capri (Schnauzer) regresa inmediatamente para evitar problemas. Los dueños de Buva no entienden que los dueños de machos se sientan molestos.

Bueno, Cuny y Cinia también ya han acabado el celo, pero aún no le viene a Bell. ¿Aún quiere ser una niña? Estamos muy preocupados, porque Bell ya casi cumple los 9 meses..., pero por fin ha venido el primero celo. ¿Por qué estamos tan preocupados? Porque en septiembre Vicenç le ha invitado a la Exposición de Francia y Bélgica. El 30 de octubre se celebrará la Monográfica del Club Francés del Dálmata en Nantes, y el día siguiente, el 31, se celebrará la Monográfica del Club Belga del Dálmata en Bruselas.
"Nosotros llevaremos a Daisy, también queremos presentar a Bell. Si no podeís venir, acompañaremos a Futaro y a Bell. ¿Qué te parece?"
"¿Dónde está Nantes?"
"Está un poco más abajo de París. La Monográfica cambia el lugar cada año. Por casualidad este año el Club Francés la hace en sábado y el Club Belga la hace en domingo. Bueno, es un poco duro, pero es una buena ocasión. En la Monográfica participan unos 100 dálmatas, ¡vale mucho! Es muy importante para ver muchos perros buenos. Bell tiene manchas, por lo que en Francia no podemos esperar su éxito, pero el juez de Bélgica tiene un dálmata que se parece mucho a Bell, es marrón, pero las manchas se parecen mucho. Y, esta vez tenemos otro motivo, es decir, queremos buscar novios para Daisy y para Bell. Pensamos que volveremos a cruzar a Daisy. Para Bell, pensábamos en buscar un macho en Inglaterra, pero para entrar allí aún es muy complicado. Queremos quedarnos un cachorro de Daisy. Si quereís, si quereís ¡eh!, también podrá cruzarse con Bell. No se pueden cruzar muchas veces, pero a veces también es importante cruzar con sangre cercana para mantener la línea."
"¡Buscaremos un novio guapísimo para Bell! Salut está muy animada. Ya ha planeado todo.
Pero, ¿las Exposiciones de Francia y Bélgica? Es como un cuento de hadas. Mi hijo es un poco tímido, ¿qué dirá? Pensaba que quizas no querría, pero cuando le he preguntado Futaro me ha contestado inmediatamente,
"¡Sí, voy!"
"Pero, ni papá ni mamá podremos acompañarte, ¿entiendes?"
"Sí, lo sé"
"Bueno, Vicenç, Futaro dice que sí que va con vosotros. El problema es que Bell aún no tiene el celo."
"Bueno..., con las hembras siempre tenemos esta cuestión. Vale, esperaremos hasta el último momento; creo que ya vendrá."

Por eso estábamos esperando con tanta preocupación el celo de Bell. Durante las tres semanas que dura el celo, si un día coincide con una exposición, no se puede presentar. Por suerte, el último día del celo será el 29 de octubre, un día antes de la Exposición de Francia. Ummm, Bell tiene mucha suerte. Ya ha decidido el viaje a Francia y a Bélgica. Pero, no esperábamos que Futaro aceptara sin vacilar la propuesta de los Bellés, eso era una sorpresa para nosotros. Futaro les tiene confianza y por otra parte, está orgulloso de Bell. Por Bell quiere hacer o compartir algo. Nosotros le hemos dado carta blanca en todo a los Bellés, como siempre.
Bueno, los Bellés me han dado las advertencias para el celo. El periodo del celo es generalmente de unas tres semanas. En la primera semana no hay problema, porque aunque se acerque un macho, la hembra se enfada y no le deja acercar. Pero, a partir de la segunda semana, el cuerpo de la hembra ya está preparado, y no se la puede dejar suerta. Durante los tres días centrales del periodo tiene un alto riesgo de quedar embarazada. Cuando le tocan la cadera, pone la cola horizontal, y ese es el signo de que ya está preparada para recibir. Durante la segunda semana se va calmando poco a poco y otra vez deja de aceptar al macho. Sin embargo en estos días hay que vigilar bien, porque es posible que el macho intente montarla y reciba heridas. Lo más importante es evitar el contacto con los machos. El paseo debería ser corto.

ermita.jpgA ver..., ya he aprendido el caso de Buva: no la llevamos a la plaza ni por la mañana ni por la tarde para evitar problemas. Vamos al bosque. Si pasa algo..., tenemos miedo de dejarla suelta. Hasta ahora Turrón, Golfo y Max no la han saludado demasiado como diciendo “Aún eres muy niña”, pero ahora la saludan muy cariñosamente. Normalmente charlamos un ratito, pero como no la dejo suelta, los dueños entienden enseguida que por fin Bell está en celo, y sólo nos saludamos de lejos con la mano.
Ya estamos en pleno otoño. En octubre está el puente del Pilar, el 12 de octubre, que en España también se celebra con otro nombre “Día de España”, aunque en Catalunya lo celebramos como “Santa Pilar”. Los últimos años, durante el puente de Todos los Santos, íbamos a pescar al pantano de Sau y pasábamos una noche en el Parador con Gos. Pero este año Futaro va a Francia y Bélgica durante ese puente, y a cambio iremos durante el puente del Pilar. Creo que no encontraremos machos en la montaña. Para viajar a la montaña siempre hemos ido con Gos, pero ahora ya no podemos. Bueno, como cada año, he reservado una habitación en el Parador de Vic, pero cuando hacemos la confirmación nos dicen ¡que no se aceptan perros! Pero, oye, ¿Gos no era un perro? No puede ser. Yuichi insiste en que los dos años anteriores siempre se aceptaba el perro, ¿por qué este año no pueden? El conserje dice que preguntará al jefe. Debemos esperar su contestación. Vale, vale. Mientras esperamos la respuesta del jefe, paseamos por el pantano.
“Si no la aceptan, ¿cómo hacemos?”
“La dejaremos en el coche, aquí no pasa nada, ¿no?”
“Si no puede ser, volvemos a casa.” Futaro está muy preocupado, pero parece que su padre quiere aprovechar el viaje, y siente despecho. Está vista su intención de pescar, je je. Pero, después de jugar un rato, en el momento de hablar con el conserje, Futaro dice que si no puede entrar, la dejemos en el coche. ¿Qué? ¿En serio? Pero el jefe ha aceptado. Menos mal que Bell puede dormir con nosotros.
“Bell, Futaro ha dicho que te dejaría en el coche, ¿qué te parece?”
“Hombre mamá, ¡era broma!”

En el Pantano de Sau hay una ermita medieval. En el época en que hay poca agua, se puede ver por encima de la superficie del agua, pero normalmente en otoño está sumergida. Como que este año no ha llovido demasiado, aún se ve totalmente. Mientras los dos chicos están pescando, yo paseo con Bell alrededor del pantano. Las hojas secas de arce cambian el color a rojo, y parecen una alfombra roja. Quizás sólo pueden pescar durante la tarde; los dos chicos están aguantando bien. A mediodía hemos hecho una barbacoa, Bell también ha comido mucho y está muy contenta porque puede jugar suelta. Futaro está al borde del agua, Bell también quiere estar a su lado. Y ha entrado en el agua, pero ¡pobre!, el agua está muy fría, ha salido enseguida y está temblando. La he secado con toallas, pero tiene frío. La hemos metido en el coche y Futaro le ha dejado su chaqueta.
Finalmente esta vez han pescado cinco carpas. No muy grandes, ¡pero bueno! Por la noche las dejamos en la bañera del hotel para limpiarlas. ¡Por supuesto nos las comeremos! Un plato especial al estilo japonés. Pero, no podemos con las cinco carpas de una vez, y tenemos una muy buena idea. Las llevaremos a casa de los Bellés, en su jardín hay un estanque pequeño que Vicenç había hecho él mismo este verano. Ellos ya tienen varios peces de colores. Dejaremos allí las tres carpas más pequeñas y esperaremos hasta la proxima primavera, para que crezcan un poco más. Era muy buena idea. Pero, los gatos o los dálmatas se comieron todas carpas antes de llegar la primavera. ¡Qué lástima!

Después de las vacaciones, Bell ya ha entrado a la segunda semana de celo y ha cambiado su estado. Y desde ese momente tenemos el problema de la aparición de un perseguidor. Además ese perseguidor..., tiene el aspecto de un adulto vicioso cuyo único talento es su pesadez (¿se puede decir que eso es un talento?). Al parecer, su dueño lo deja suelto cada mañana para que pasee. Abre la puerta de la casa y le dice: "¡Vete!", o eso creo. Bell está en la semana más peligrosa, cada mañana este tío la está esperando en el bosque. Su manera de aparecer es de imprevisto en cualquier lugar y momento. Ayer estaba en el campo de trigo de allí, hoy está en medio del bosque de ahí, ¡su domino es enorme! Bell tampoco ayuda, en los últimos días de la segunda semana ella también está esperando que aparezca ese tío. No quiere moverse para nada, aunque le tiramos fuerte. Como nos han enseñado los Bellés, Yuichi ha hecho una prueba, y cuando le toca la cadera, ¡Bell pone su cola horizontal! No puede dejar la hija única a un tipo tan vicioso, el momento en que Yuichi la aleja desesperadamente es emocionante y vigoroso, pero vuelve a aparecer y se esconde, luego otra vez la persigue..., la ha perseguido hasta la entrada del garaje, ¡e intenta entrar! Por amor a la hija, Yuichi arde de ira. El paseo de la tarde también lo hacemos corto, pensamos que si viene un macho fuerte, no podemos dejar a Futaro. Durante las tres semanas, debemos sacarla nosotros también por la tarde, y nos parecen muy largas.
Pero el celo de la perra no es como el del gato, aunque sangra un poco, no llora. En casa, Bell está muy tranquila y se comporta normalmente. Y ahora mi gata, la viuda Kiki, es más problemática. Después de morir Félix, tiene el celo cada dos semanas y llora, más que llorar, grita. Sólo le dura dos o tres días, pero la voz del celo de las gatas es como una llamada del infierno. Estamos muy agotados con su grito. Al contrario, con las perras se ha de vigilar bien, pero sólo una o dos veces al año, nada más.

Mientras dura el celo, no la llevamos a la plaza de siempre; paseamos por la calle con la correa. Un día hice un paseo por otra zona, desde lejos vi a dos perros blanco y negro, parecían dálmatas. Al acercamos más, vi que eran dálmatas. Una se parece a Kuny, pequeña, y otra era gorda pero el estilo de las manchas parecía las de Bell. Bell estaba muy contenta porque había encontrado dos dálmatas. Una señora nos preguntó:
“¿Puede ser? ¿Es Bell?”
“Sí”
“Cuando nació, fuimos a verla. Ya sabíamos que vendría a Sant Cugat, y esperábamos conocerla. Esta es Elena, también de la familia de Bellés. Mira, tiene una mancha en la frente como Bell, ¿eh?”
“Ah, sí, es verdad.”
“Ummm, es grande, claro es de los Bellés.” Dijo el señor de otra pareja. Su perra es pequeña y muy manchada. No sabía que esa pareja había tenido una dálmata de los Bellés, cuando murió no pudieron esperar hasta la proxima camada de Bellés, y compraron una hembra en Francia con la ayuda de los Bellés. Fue gracias a que cancelaron su pedido que Bell vino a nuestra casa.
“¿También la estás presentando en la exposición? Antes nosotros también la hemos llevado varias veces, pero siempre ganan los profesionales, los aficionados no podemos ganar, sólo es gastar dinero. Bueno, está bien, mi perro es de compañía. Está un poco gorda, pero está bien, ¿eh Ona? ”
Las tres dálmatas juegan bien, y llaman mucho la atención de la gente. Los niños están muy contentos, les llaman “¡Pongo!” Algunos niños se acercan y nos piden permiso para tocarlas.

10samui.jpgLa siguiente vez que fuimos a casa de los Bellés, les conté el episodio de ese día.
“No, no. Ellos no la han llevado varias veces, nada, sólo una vez, y ya nunca más. Es así, es normal. Seguir en las exposiciones es muy difícil.”
“Sí, sí, normalmente vienen una vez, pero no más.”
“Lo entiendo. Como no pueden ganar, no quieren gastar dinero y perder tiempo. También hay que hacer ejercicio. Bueno, no pasa nada. Lo más importante es vivir feliz con la familia. No hace falta intentar lo imposible.” Quizás ellos ya tienen mucha experiencia con la gente.
También he comentado el otro episodio del perseguidor mientras Bell estaba en celo, y nos han aconsejado para una próxima ocasión.
“La próxima vez, lo mejor es llevarla en coche hasta un poco más lejos de casa. Si hace pipi cerca de casa, es como si fuera tirando las tarjetas: enseguida vienen los machos.”
“Sí, sí. Tira muchas tarjetas, ¡ja ja!”
Bueno, tirar tarjetas, ha sido la palabra acertada. Por eso Bell hace pipí, pero sólo unas gotitas, cada 10 metros. Pero a pesar de la tirada de tarjetas, no ha ponido tener novio y ya se está acabando su primer celo. Parece que ha madurado un poco después del celo. ¿Sólo lo parece?